• ¡Cómo han cambiado las máquinas!

    Los carros que conocimos en nuestra juventud ya no existen, ahora son otras sus prestaciones y sus comodidades y lo mismo ocurrirá con las proximas generaciones…

  • El café de a tres quilos

    El cafe es parte inseparable del cubano y sus costumbres, por eso la nostalgia nos lleva a aquellos tiempos del famoso café de a 3 quilos…

  • Picnic

    El picnic cubano desapareció junto con otras costumbres a causa de la revolución, pero se recuerda entre los mejores momentos de nuestra infancia…

  • Los ostiones: mi lujo diario

    El ostión en Cuba pasó de ser un producto accesible a todos a un lujo que pocos pueden darse…

  • “El viejo y el mar” en la distancia.

    La relectura obligada de un clásico de la literatura mundial, El viejo y el mar de Hemingway nos hace reflexionar en la vejez sobre la condición humana…

  • Arroz con picadillo… yucá

    La musica cubana y la comida de la Isla tienen una combinacion historica que se muesra a través de numeros musicales que han trascendido mundialmente…

  • Los cambios de estación en Cuba

    Las estaciones en Cuba se median no por cambios meteorológicos sino por acontecimientos ligados al comercio, a la cultura y a otros elementos, porque el clima era muy similar todo el…

  • Carabina al tiro

    La carabina es la jugada máxima de uno de los juegos de mesa más populares en Cuba: el cubilete, y esta acompañada por mucha suerte…

  • Los barberos

    Los barberos de mi barrio cuando era niño no se parecen en nada a los de ahora, pero a la gente le sigue creciendo el pelo igual…

  • Se acabó el pan de piquito

    Se acabó el pan de piquito, todo lo bueno con la llegada al poder de la revolución comunista…

  • Se sacó la lotería sin billetes

    Los pobres que ganan la loteria no son ricos, son pobres que se ganaron la loteria. La mejor es la loteria sin billetes, la loteria de visas del gobierno norteamericano.…

  • Si fio pierdo lo mio

    Los mecanismos comerciales de hoy comparados con los de la Cuba de antaño donde no se fiaba…