Sinuhé el egipcio y la cuarentena

Sinuhé el egipcio y la cuarentena

“Yo, Sinuhé, hijo de Senmut y de su esposa Kipa, he escrito este libro. No para cantar las alabanzas de los dioses del país de Kemi, porque estoy cansado de los dioses. No para alabar a los faraones, porque estoy cansado de sus actos. Escribo para mí solo. No para halagar a los dioses, no para halagar a los reyes, ni por miedo del porvenir ni por esperanza. Porque durante mi vida he sufrido tantas pruebas y pérdidas que el vano temor no puede atormentarme y cansado estoy de la esperanza en la inmortalidad como lo estoy de los dioses y de los reyes. Es, pues, para mí solo para quien escribo, y sobre este punto creo diferenciarme de todos los escritores pasados o futuros.”

https://danielapilar.wordpress.com

Sinuhé el egipcio de Mika Waltari.

La cuarentena, que ya pasa de cuarenta, aunque en medicina es un término para definir el aislamiento durante un período de tiempo no específico, a la que nos ha confinado la pandemia del Covid 19 nos ha molestado y llevado hasta el extremo la ansiedad, pero sin embargo ha traído muchas cosas buenas con ella, comenzando por recobrar la vida en familia, que estaba en vías de extinción a causa del trabajo y el aislamiento que se impuso para ver cada uno sus cosas en el celular, la computadora o el televisor, y ha rescatado las conversaciones hogareñas, los juegos de mesa y sobre todo al disponer de tiempo libre, y lo más beneficioso, el reconquistar en mucha gente el gusto por la lectura. Por suerte éste nunca lo he perdido, pero he aprovechado el momento para incrementar el tiempo de lectura y de paso releer algunos de mis libros favoritos, comenzando por el que probablemente más me ha impactado y el que he leído una y otra vez con gusto: Sinuhé el Egipcio, el único que conservo en papel.

Las civilizaciones antiguas más importantes, donde aparecieron los cimientos que permitieron el desarrollo del concepto de civilización, que marcaron un antes y un después que ha influido mucho en quienes somos hoy en día y donde apareció la escritura, las clases sociales, las religiones, casi todas politeístas o de más de un dios y las leyes que facilitaron la convivencia y códigos de conducta. Fue así que surgió Mesopotamia, considerada la cuna de la civilización y donde apareció por primera vez la escritura y las agrupaciones políticas, situada entre los ríos Tigris y Eufrates, está hoy muy lejos de lo que un día fue. Grecia se considera la cuna de la cultura occidental y allí se desarrollaron el arte, la filosofía y la política y donde se acuñó por primera vez el concepto de democracia. Roma ha sido una de las civilizaciones más influyentes por la gran extensión del Imperio Romano y que se extendió por todas las costas del Mediterráneo, lo que hoy es el Reino Unido y Mesopotamia y han dejado un legado imborrable en toda Europa, sobre todo en sus leyes y organización. China, una de las más antiguas del mundo, remontada a cinco o seis mil años, sin dudas ha sido pionera en muchas cosas, pero su política de no abrirse al mundo hizo que muchas cosas no fueran conocidas de su desarrollo hasta mucho tiempo después. Detrás de muchos inventos están los chinos, sin duda alguna.

Pero la civilización más fascinante ha sido Egipto, desarrollada a lo largo del Río Nilo y que se destacó por su cultura, su escritura en forma de jeroglíficos y sobre todo las pirámides.

El dios Ra – https://commons.wikimedia.org

¿Quién desde niño no se ha mostrado interesado y atraído fuertemente por conocer la historia de una de las civilizaciones más importantes y sobre todo apasionantes de la antigüedad como fueron los egipcios?

Comenzando por la figura del faraón, los poderosos sacerdotes, las huestes de guerreros, las momias, sus numerosos y enigmáticos dioses y la conjunción muchos elementos en una de las mayores hazañas de la arquitectura mundial: las pirámides.

Si algo identifica a Egipto son las pirámides, el monumento más conocido de Egipto y uno de los más antiguos del mundo y que es todo un símbolo. Este complejo de pirámides gigantes, sitas en la inmensa necrópolis de Giza, en el Cairo, donde destacan las de Keops, Kefrén y Micerinos, custodiada por la imponente Esfinge, fueron tumbas construidas para que en ellas descansara el cuerpo momificado del faraón, según la creencia egipcia de la nueva vida de los muertos.

http://piramidesegiptecs1.blogspot.com

Se puede hablar de multitud de lugares impresionantes, como son el Valle de los Reyes y el Valle de las Reinas, la mayor necrópolis del Imperio Nuevo situadas en la orilla oeste del Nilo; los Templos de Abu Simbel, construidos por Ramsés II y dedicado a su esposa Nefertari, fue excavado completamente en la piedra en dos templos, con la curiosidad de que el sol ilumina las salas interiores llegando hasta la última cámara, en determinadas épocas del año; el Templo de Luxor, uno de los mejores conservados, con su avenida de las Esfinges y considerado la morada del dios Amón-Ra; el complejo de templos de Karnak en Tebas, el mayor de Egipto y considerado un lugar sagrado; las primitivas mastabas o pirámides escalonadas de Saqqara y Dashur, precursoras de las grandes pirámides y el templo funerario de Hatshepsut, construido por la faraona de igual nombre y que le dio más importancia al recinto funerario que a la propia tumba.

 Abu Simbel- Angel Aroca – https://upload.wikimedia.org
Abu-Simbel-  https://blog.naver.com

Tres mil años atrás ya la civilización egipcia tuvo su mayor grandeza y esplendor, por lo que se trata de uno de los pueblos más antiguos de la historia humana. El antiguo Egipto guarda todavía muchos secretos y cada año se encuentran nuevas cosas que ratifican o dejan sin valor a las teorías ya existentes. Es ese misterio el que le da validez al mantener intacto el interés por todo lo que se relacione con Egipto, no como nación, sino como cultura.

Si se habla de las siete maravillas del mundo antiguo, y entre ellas hay dos de Egipto, la Gran Pirámide de Guiza y el Faro de Alejandría, hay que concluir también que el número siete, un número enigmático que nos refiere a las siete notas musicales o a los siete pecados capitales, fue escogido por la costumbre de elaborar listas de esa cantidad con los más bellos ejemplos de cada especie por los griegos, pero en realidad todas las grandes obras del Antiguo Egipto que hemos enumerado, merecen ser consideradas como “maravillas”. En la actualidad, la única de las siete maravillas que sigue en pie es la Gran Pirámide de Guiza, algo que no es por gusto.

https://fi.wikipedia.org

El libro de Mika Waltari

Si quieren entretenerse, mejor entretenimiento no hay, pero si además quieren aprender de la vida, este es el libro, una de las mejores novelas que se ha escrito.

El protagonista viene de un antiguo texto egipcio conocido comúnmente como la Historia de Sinuhé, pero el protagonista no es el mismo de dicho relato y de hecho, el propio Sinuhé, explica que su madre eligió ese nombre en función del personaje literario. Es por eso que hay que evaluar que es otra persona y en otro tiempo, para lo cual Waltari se preocupó mucho de la exactitud histórica y de su descripción del estilo de vida del antiguo Egipto.

Sinuhé es no solo un solitario idealista y soñador, sino alguien que nunca se conforma con la realidad. Si juntamos todos sus fragmentos de vida veremos que solo al final se rinde ante el desengaño, no obstante que su fiel esclavo y más que eso, compañero de infortunios, trató de hacerlo bajar de la nube y poner los pies en la tierra, porque ese era todo lo contrario de él, un tipo pícaro y astuto, totalmente práctico y despojado de todo idealismo.

La descripción que hace Sinuhé, el médico real, cuya historia es contada tras la muerte del faraón, de la vida en el Antiguo Egipto, llena de injusticias y desigualdades, donde siempre los miserables de espíritu se aprovechan de los buenos sentimientos para aprovecharse de la situación, algo que se mantiene por desgracia vigente en la civilización??? actual, nos muestra los cambios que provoca una revolución como la que encabezó el faraón hereje Akenatón.

   Hatshepsut – ModWilson – https://upload.wikimedia.org

Se muestra como los seguidores del nuevo sistema religioso auspiciado por Atón, al caer el faraón, vuelven a adorar al antiguo dios Amón, lo que nos ratifica que la historia humana está plagada del dominio de la conveniencia y el cambio de piel, las frivolidades y la estupidez de seguir a otras iguales con diferente disfraz. Ese ha sido y sigue siendo el lubricante con el que se mueve la sociedad desde hace miles de años. Y desgraciadamente va a seguir así.

Mencionar a Mika Waltari (1908-1979) es hablar de uno de los mejores autores de novelas históricas. Su novela más famosa es Sinhué el egipcio, pero tiene otras narraciones importantes como “El Etrusco”, “Marco el Romano”, “El Renegado”, “El aventurero” o “El sitio de Constantinopla”, entre otras.

Con el sarcasmo del que hace gala, algunas de sus frases son para tenerlas en mente, como:

“En toda negociación, el hombre honrado está destinado a llevar la peor parte, mientras que la picardía y la mala fe se apuntan finalmente los tantos.” “Nada en el mundo es tan esencial al hombre como sentarse ociosamente y pasar la siesta en elevadas meditaciones.”

“‎La verdad es un cuchillo afilado, la verdad es una llaga incurable, la verdad es un ácido corrosivo. Por esto durante los días de su juventud y de su fuerza, el hombre huye de la verdad hacia las casas de placer y se ciega con el trabajo y con una actividad febril, con viajes y diversiones, con el poder y las destrucciones. Pero viene un día en que la verdad lo atraviesa como un venablo y ya no siente más el júbilo de pensar o trabajar con sus manos, sino que se encuentra solo, en medio de sus semejantes, y los dioses no aportan ningún alivio a su soledad.“

No por gusto estas frases nos revelan las técnicas de un escritor prolífico que publicó novelas históricas y policíacas, cuentos infantiles, obras de teatro y artículos de prensa y guiones para radio y televisión.

Pero, de toda su creación, Sinuhé El Egipcio sigue siendo la obra que le proporcionó reconocimiento mundial a Waltari, que llegó a ser miembro de la Academia de la Lengua Finesa

Y precisamente Sinuhé el Egipcio uno de mis libros de cabecera, lo leí no sé cuántas veces y siempre encontré algo nuevo en él.

Este es uno de esos libros que tienen un hueco preferente en toda biblioteca que se precie, porque al margen de sus valores literarios, nos describe como ningún otro libro, las costumbres y circunstancias de la vida de los egipcios en la complicada época del faraón hereje, mediante una narración plagada de aventuras, desdichas, la corrupción de los sacerdotes, los enfrentamientos entre adeptos a diferentes cultos, las intrigas de la corte del Faraón y los terribles secretos que conoce y que lo obligan a abandonar a Egipto.

http://magiadagitana.blogspot.com

De la mano de Sinuhé

Sinuhé nos lleva a conocer muchas curiosidades del Antiguo Egipto

La civilización egipcia se destacó por muchas cosas aparte de las ampliamente conocidas como sus grandes obras, su complicado lenguaje o sus curiosas ideas religiosas, veamos alguna de ellas.

La higiene

Como casi todo en su vida, la higiene personal también estaba regida por conceptos místicos, por lo que ello propició el desarrollo de dos vertientes: la medicina y la magia.

De acuerdo al rango social así se cumplía con este estilo de vida.

Las clases sociales pudientes tenían varios esclavos que se dedicaban de forma exclusiva a bañar a sus señores. Estos baños realizaban con una hierba, la saponaria, al no existir todavía el jabón, abundante agua y aceites perfumados cuya receta era exclusiva de los sacerdotes y que protegen y humectan la piel ante un clima tan caluroso. A las mujeres en particular, las esclavas le volcaban agua perfumada con mirra o azafrán y muchas casas disponían de estanques para refrescarse al atardecer.

Era tal su atención a este tema que crearon una especie de jabón con minerales y grasas que no solo servían para bañarse sino también como remedios para enfermedades de la piel y se han hallado papiros con casi novecientas recetas diferentes.

Las clases más pobres tampoco renunciaron a esta práctica que estaba regida por elementos religiosos y sociales, por lo que empleaban una especie de regaderas o se bañaban en las aguas del Nilo mientras se refregaba con arena. El baño era un símbolo de apegarse al cuerpo a la vez que un símbolo de purificación.

   http://ntocoumenta.blogspot.com

La moda y cuidado del cuerpo

Tan importante para los egipcios como el baño era el andar limpios y bien vestidos. Y en particular, como sigue ocurriendo hoy en día, para las mujeres esto era primordial.

La vestimenta era la correspondiente a un clima muy caluroso y seco y predominantemente al aire libre, por ello las ropas eran casi exclusivamente de lino y de color blanco para reflejar la intensa iluminación. Se desechó por completo el uso de fibras de juncos y cañas y la lana, por ser de origen animal, teniendo en cuenta la gran influencia religiosa en tod, era considerada impura.

Los hombres se vestían con el shenti, una falda corta ceñida con un cinturón de cuero, mientras que los más acomodados usaban una túnica ligera con bordados. Ambos sexos usaban pelucas postizas y se rapaban la cabeza. Las mujeres llevaban una falda larga con la cintura muy alta y ceñidas al cuerpo. El calzado era fundamentalmente sandalias hechas de juncos o fibras vegetales y los más ricos podían llevarlas de cuero, pero el hombre común iba descalzo y solo en ocasiones especiales usaba sandalias.

Una vez limpios, había que perfeccionar el cómo lucían los cuerpos, así que inventaron el primer desodorante a base de cítricos y algarrobo para contrarrestar los malos olores, Pero fueron más allá, crearon la depilación, que comenzó por las axilas y se extendió a todo el vello corporal, siendo de hecho la primera civilización que ha practicó sistemáticamente la depilación,

También fueron pioneros en la exfoliación, el que ahora se considera un método moderno llamado peeling, y que realizaban con sales, mieles y minerales.

Y en perfumes empleaban las flores disponibles, como narcisos y lirios y el icónico loto azul, de los cuales extraían aceites esenciales. Los perfumes eran muy importantes no solo para los vivos, sino que también acompañaban a los muertos en sus tumbas y en las fiestas y banquetes el ambiente era perfumado y las mujeres llevaban pequeños sacos olorosos bajo sus pelucas.

El maquillaje era otro aspecto fundamental y como parte de ello se empleaba una sustancia llamada Kohl alrededor de los ojos, que no era más que sulfuro de plomo y que tenía un doble propósito, embellecer y protegerse de la intensa luz solar.

Kohl egipcio -http://sagrado-feminino.blogspot.com

Si queremos resumir el ideal de belleza de la mujer en el Antiguo Egipto, debemos remitirnos a la escultura de la Reina Nefertiti, el mejor ejemplo de la forma en que maquillaban sus rostros y los adornos que utilizaban. Los egipcios fueron la civilización de la antigüedad que emplearon más el maquillaje. Los polvos para blanquear la cara solo lo usaban las mujeres pero el maquillaje para los ojos lo empleaban los dos sexos.

Tanto hombres como mujeres ya empleaban el corte de uñas de manos y pies y cubrían con barniz o laca. Para los dientes usaban cepillos y una pasta con distintas mezclas para la salud oral, a lo que incorporaban miel con menta, sal y pimienta para el mal aliento.

Apreciaban mucho las joyas, empleadas por todas las clases sociales, aunque las de los pobres eran más sencillas, pero todas de colores brillantes, piedras y metales preciosos como el oro, porque la plata era rara y más demandada.

En resumen, la higiene y la apariencia eran de primera importancia en la vida de los egipcios. Pero nos faltó mencionar algo que es corriente en el mundo actual: los tatuajes.

https://medienfer.blogspot.com

Tatuajes

En un principio sólo las personas de baja condición usaban tatuajes, como ocurrió hasta hace no mucho donde se decía que eso era cosa propia de presidiarios, marineros y putas, pero se ha convertido en una moda universal que ya no es rechazada, sino hasta admirada.

En Egipto ocurrió lo mismo y llegó a considerarse no solo moda sino algo imprescindible hasta después de la muerte para tener mejor aspecto en su nueva vida. El tatuaje de más antigüedad hallado, de más de dos mil años, es la momia de la sacerdotisa Amunet, adoradora de Hathor, la diosa del amor y la fertilidad, la cual tenía tatuajes simples con puntos y rayas.

Siempre a la vanguardia de la moda, las mujeres de clase alta fueron las primeras en emplearlos para resaltar su belleza e incitar al placer sexual, imitando a las bailarinas y prostitutas que se tatuaban muchas partes del cuerpo, pero en cambio fueron perfeccionando los dibujos simples por la figura del enano Bes, un fetiche sexual o figuras de diosas.

Los tatuajes se realizaban con hollín y aceites, o con hollín y agua, y los dibujos con la sustancia colorante se hacían con espinas vegetales o de pescado y más tarde por medio de finas puntas de cobre o bronce.
Pero paralelamente a estos avances, los egipcios fueron desarrollando otras innovaciones o ajustando a sus condiciones algunos descubrimientos.

http://fimartinez-crn.blogspot.com

El papiro

Desde hace cinco mil años los egipcios aprovecharon la planta acuática conocida como Papiro y con ella fabricaron varios objetos, de los cuales el mas importante es el surgimiento del papel como soporte de la escritura. De ahí que se considerara algo sagrado, porue algo tan importnte la religión no podía dejarlo fuera de su alcance y dominio. Con el papiro sagrado se elaboraron también las barcas de dioses, cestas, sandalias cuerdas y todo tipo de embarcaciones

Al no existir bosques en Egipto y la madera, traída de otras tierras, era exclusivamente para construir grandes naves, el papiro fue el principal material con que se fabricaban barcas con manojos de papiros atados entre ellos y las cuerdas y velas eran trenzadas con tallos.

Y para lograr el papel, usualmente en forma de rollos, se requería un arduo proceso para retirar la corteza, cortar las láminas, aplanarlas, ablandarlas y secarlas, tras unirlas en capas. El papiro era flexible, se enrollaba fácilmente y se conservaba mucho tiempo, pero debido a su trabajosa elaboración, los escribas solo lo usaban para textos importantes. Su uso se extendió a Grecias y a Roma y fue el principal vehículo de difusión de la cultura griega. Pero en el Imperio Romano el consumo de papiro era inmenso, pero se comprobó que en climas diferentes al seco del desierto su vida era limitada.

Construcción Piramide – http://jadonceld.blogspot.com

El calendario solar

El calendario solar indica la posición de la Tierra respecto a su movimiento de traslación alrededor del Sol, y fueron los egipcios los que desarrollaron por primera vez este invento.

La cultura egipcia tenía grandes conocimientos astronómicos, tal es así que usaban las estrellas para guiarse en la navegación y la pirámide Gizeh está en alineación con la estrellas Polar y a partir de la sombra de la misma, los egipcios proyectaban el inicio de las estaciones. Fueron los primeros que descubrieron el concepto de año y ello lo hicieron a partir de los astros. Todo esto forma parte de las incógnitas del pasado y hasta se atribuyen a influencia de seres extraterrestres.

Lo sorprendente de este calendario solar egipcio, elaborado tres mil años antes de Cristo, durante la Dinastía IV del faraón Shepseskaf, es que basó sus cálculos no en observaciones astronómicas, sino en experiencias de la agricultura, desplazando el calendario basado en las fases lunares. Como origen del calendario se tomaron las variaciones sistemáticas del caudal del Nilo, algo determinante en la vida egipcia.

Según este calendario, el año egipcio era de trescientos sesenta días agrupados en 12 meses iguales de 30 días, divididos en tres estaciones de cuatro meses, más cinco días anuales suplementarios, lo que con el tiempo modificaría su relación con las crecidas.

Recordemos que para los egipcios había solo tres estaciones: inundación, siembra y cosecha, delimitadas todas por las crecidas del Nilo.

http://maplumefeedansparis.eklablog,com

El vino egipcio

Como todo el medio oriente y las antiguas civilizaciones, Egipto tiene una antiquísima tradición de cultivo y producción de vinos. Tuvo también, como en otros cultos, su connotación religiosa y en tumbas de faraones se han hallado recipientes con vino, en particular Tutankhamón, donde hallaron treinta ánforas etiquetadas. Una de ellas es particularmente interesante: A”ño 4. Vino dulce del dominio de Atón de la orilla oeste. Jefe viticultor, Aperreshep”. Y en la tumba del llamado Rey Escorpión, Amenhotep III, que reinó alrededor de 3250 años antes de Cristo, se hallaron setecientos recipientes conteniendo cuatro mil quinientos litros de vino. Aparte de eso en las paredes de muchas tumbas reales y templos se muestran frescos con escenas de elaboración y cultivo de vino.

Hoy en día, la población de Egipto es predominantemente musulmana, y la producción de vino es casi inexistente, pero los expertos dicen que la región no es óptima para lograr vinos de calidad y que solo se obtienen de poco cuerpo, ácidos y de bajo contenido alcohólico.

httpmaplumefeedansparis.eklablog

Pero en el Antiguo Egipto el vino era muy apreciado por los egipcios pudientes. El proceso de producción de la uva era trabajoso, había que hacer hoyos y rellenarlos con limo del río y vigilar los cultivos para ahuyentar a las aves y después un trabajoso proceso de prensado y fermentación, tras lo cual se envasaba el líquido en ánforas y se sellaban con barro, tras lo cual un escriba anotaba el año de la vendimia, la cepa, la calidad del vino y el nombre del vitivinicultor. Y el vino se producía no solo de uvas, sino también de dátiles, higos y granadas.

Un viejo proverbio egipcio afirma: “En el agua puedes ver reflejada tu cara, pero en el vino siempre aparece tu mejor cualidad”.

Cerveza-egipto- https://www.wikiwand.com

El pan y la cerveza

No se sabe cuál fue primero, el pan o la cerveza, pero si se conoce que en el Antiguo Egipto, el pan se preparaba conjuntamente con la cerveza.

Hay quien dice que el pan fue creado cuando una cerveza se derramó sobre una piedra caliente y se formó una galleta, fácil de comer y transportar, y que la cerveza fue inventada para satisfacer necesidades espirituales o rituales, aunque era muy diferente a la que hoy conocemos.

Cada familia hacía su propio pan, el ama de casa molía los granos de trigo y la harina resultante se mezclaba con agua y levadura de cerveza y la masa producida se fermentaba al sol. A la masa se le añadía ajo, sal o miel y se cocía en moldes de barro.

Especias, sal, ajo o miel eran añadidos a la masa para perfumar el pan y se cocía en moldes de barro, pero al aparecer los hornos, se colocaba la masa en moldes de diferentes formas y era uno de los alimentos básicos junto con cebollas y ajos.

Pero con su pariente cercano, la cerveza ocurría algo parecido.

La cerveza en Egipto, conocida como Heneket ( qué parecido con la famosa Heineken actual!) se remonta a seis milenios atrás y no solo fue considerada la bebida nacional, pues el vino era de las clases ricas, sino que también se definía como la bebida de los Dioses, ya que se consumía como alimento cotidiano y en las ceremonias religiosas y funerarias.

La cerveza era consumida tanto por niños como por adultos, era espesa y dulzona, no tenía espuma y sí muchas impurezas, por lo que se tomaba con un absorbente con un filtro. Su confección, por parte de las mujeres casi siempre era sencilla, pues se tomaba el pan viejo, ya fuera de trigo, cebada o mijo, se mezclaba con agua y se dejaba reposar por tres días, tras lo cual se mezclaba con otra preparación de granos con agua caliente que tras pasar un día se ponía los granos al sol y al secarse se convertían en una pasta que se mezclaba con la preparación original y se dejaba reposar medio día. Ya estaba entonces listo un licor turbio, cuyos restos sólidos se consumían con pimienta.

Esa mezcla llamada cerveza se le podían añadir especias o licor de dátiles o higo y se consideraba una bebida indispensable tanto para la vida como para la muerte, pues se situaba en jarras en las tumbas como una ofrenda.

https://noloseytu.blogspot.com

Otros inventos

Los egipcios inventaron también, acorde con el grado de desarrollo que requería su producción de grandes obras de construcción, la plomada, la sierra de metal, el taladro de arco, el espejo de cobre y sobre todo el vidrio, el que obtenían de una mezcla de arena, sosa y cal con óxidos metálicos para darle color y con lo que crearon jarrones, ollas y adornos, aunque el sistema de fundición era muy rudimentario con cazuelas de barro. Como conozco la producción de vidrio, puedo afirmar, salvo los avances de milenios que ha tenido la producción industrial, el sistema de elaboración de vidrio ornamental artesanal, no ha cambiado mucho desde los tiempos del Antiguo Egipto.

También fue una inventiva egipcia el arado tirado por animales, pero aún antes de la era de los faraones los campesinos de las orillas del Nilo empleaban un arado de madera endurecida por fuego para labrar, a lo que añadieron el tiro con bueyes.

Increíblemente también desarrollaron los barcos de madera y de velas. Estas naves ya se conocían desde antes, pero fue en Egipto donde primitivamente se construyeron barcos sólidos de madera con velas y con cascos fuertes de tablas ensambladas. A su vez crearon cuerdas fuertes y grandes velámenes para aprovechar la fuerza del viento.

Y su preocupación por lo que ocurriera después de la muerte, los llevó a crear la balanza, en particular para pesar el corazón del fallecido.
Todo este grado de detalle nos lo narra la novela, pero algo en lo que se detiene con mayor profundidad y que nos cautiva, es lo relacionado con los escribas, los sacerdotes, y sobre todo con los embalsamadores y médicos del Antiguo Egipto.

Sacerdote – http://mitotaurico.blogspot.com

Los sacerdotes

La religión egipcia tenía multitud de dioses, un gran zoológico con más de tres mil divinidades,
por lo que requería de un cuerpo sacerdotal numeroso. A su vez su papel era de tal importancia que el faraón era el primero de los sacerdotes, un dios viviente que nombraba a los que dirigían los principales templos para así controlar al poderoso clero pues estos cargos sacerdotales se heredaban de padres a hijos, no necesitaban de una vocación demostrada para poder convertirse en sacerdotes.

La economía del antiguo Egipto estaba totalmente intervenida, era algo así como la Cuba de Fidel Castro. El Estado controlaba la agricultura, era dueño de las minas, repartía los alimentos, recaudaba impuestos y controlaba el comercio exterior y los templos eran los dueños de todo en la localidad.

Es por eso que los sacerdotes, poseedores casi exclusivos del conocimiento, eran una casta privilegiada y con gran poder político, pero que debían cumplir un sinnúmero de reglas.

Los sacerdotes podían casarse y vivir como un ciudadano rico, pero debían vestir solamente de lilno fino blanco y depilarse cada dos días, incluyendo cejas y pestañas, abstenerse de relaciones sexuales durante los periodos de culto: un mes de cada cuatro, evitar consumir muchísimos alimentos y hacer varios ayunos y lavarse y purificarse estrictamente antes de cada culto.

Y como al margen de su función de alimentar mágicamente a los dioses el resto eran actividades políticas, esos sacerdotes podían ser y eran malas personas, ladrones y sinvergüenzas y si no tenían habilidad para las intrigas, podían quedarse estancado como un sacerdote de bajo rango. Había que ser mala gente y mentiroso para subir en la escala social sacerdotal. Nada diferente a lo que existe actualmente y que seguirá mientras el hombre sigue creyendo en cuentos de caminos.

Por eso no hay nada más enredado cuando se estudia la civilización egipcia que su religión.

Momias – http://necropolisnow.blogspot.com

La momificación

Uno de los hitos de la civilización egipcia, es sin duda la momificación o embalsamamiento de los cadáveres. Ello está sustentado en los pasos marcados por el Libro de los Muertos, que estipulaba que el cuerpo era salvado mediante el proceso de momificación.

Tras la muerte lo inmortal abandona el cuerpo para unirse a los dioses, la energía vital sigue viviendo en el sarcófago, para lo que necesitaba víveres y ayudantes para cumplir lo que dispongan los dioses, y lo espiritual, que abandona al cuerpo por el día pero debe regresar a él por la noche. Como el cuerpo era necesario en la otra vida, a los que les faltara algún miembro debían ponerle una prótesis.

Y probablemente de todos los detalles que nos da Waltari en el desempeño de Sinuhé, el más impactante es el relato de la Casa de los Muertos y los embalsamadores.

En una sociedad con castas como la egipcia, el tipo de momificación dependía del poder económico del difunto, pero como el muerto seguía viviendo en el más allá, no debía faltarle nada y junto a su sarcófago debía contar con todo lo que necesitara. En el funeral los sacerdotes leían el Libro de los Muertos y sellaban la tumba, pero antes de ello ocurría la momificación. No hay duda de que fue en Egipto, donde la momificación artificial alcanzó su apogeo, como perfección técnica y como arte a partir de ser una necesidad religiosa porque los egipcios creían en la vida después de la muerte y esta era la forma de lograrlo.

Pero lo que más nos conmociona de Sinuhé son los profesionales de la momificación, gente consideradas como lo peor de la sociedad y que debían recurrir a la necrofilia pues ni las peores prostitutas se acostaban con ellos y los familiares de mujeres jóvenes no las entregaban hasta varios días después de muerta para que el proceso de descomponerse evitara la violación.

 Escribas – https://noloseytu.blogspot.com

Escribas

Otro detalle muy interesante es el de los Escribas, una profesión igualmente por herencia y que era la más respetada de esa civilización, pues eran privilegiados que podían tener acceso al conocimiento. El funcionamiento del Estado dependía de su trabajo y leían y escribían los jeroglíficos, conocían de idiomas, historia, geografía y leyes, contabilidad y matemáticas y llevaban registro de todo, incluyendo el tesoro real. Y dependían directamente del sacerdote que dirigía un templo.

Junto a los médicos, obtenían sus conocimientos en la Casa de la Vida.

Embalsamamiento – http://osirisyra.blogspot.com

Sinuhe el medico

Sinuhé, un huérfano pobre, se convierte en un famoso médico y debe servir al faraón. Ese es el centro de la trama.

La medicina en el antiguo Egipto se aprendía en la Casa de la Vida adjunta a cada templo. En ella, bajo la dirección de los sacerdotes, que llegaron a esa posición con igual vocación que los reyes, ser hijo de reyes, se formaba a los médicos. Los médicos y los magos o encantadores trabajaban paralelamente, primero los magos y después los médicos bajo la concepción de que la enfermedad era la acción de algo sobrenatural sobre el cuerpo.

Cirugia egipcia http://paseandohistoria.blogspot.com

Estos preceptos lo determinaba el médico del faraón que regía sobre todos los demás médicos de palacio o de cualquier escalón. Y a pesar de las cosas absurdas que leemos en la historia, los egipcios eran los más adelantados en medicina y tenían los mejores especialistas, tal es así que médicos de muchos lugares, en particular griegos iban allí a entrenarse hasta por diez años y con una particularidad, se especializaban solamente en una parte del cuerpo.

Sin duda alguna la narración de la actividad de Sinuhé como médico es impresionante, en particular cuando narra magistralmente la actividad médica del protagonista y describe la técnica de trepanación del cráneo de un paciente, pues esta práctica tenía una dualidad terapéutica con visos religiosos o mágicos con el fin de expulsar los espíritus causantes de la enfermedad.

http://salvascope.blogspot.com

Sinuhé y el Antiguo Egipto en el cine

“Sinuhé el egipcio” fue llevada a la gran pantalla en 1954 con un film exquisito dirigido por Michael Curtiz, el director de la clásica “Casablanca”, pero como ocurre casi siempre, la película se queda muy por debajo de la novela.

La fascinación que provocó el Antiguo Egipto y sus misterios fue llevado a muchos filmes, comenzando con “Cleopatre” en 1899, con versiones posteriores de esta figura en 1934 bajo la dirección de Cecil B. de Mille y después en 1963 Elizabeth Taylor protagonizó a Cleopatra en el filme de Joseph L. Mankiewicz, que se considera un gran logro con una estética apropiada; “Tierra de faraones”, de Howard Hawks en 1955 mostró vestuario y maquillajes que no tenían nada que ver con el Egipto Antiguo, un Egipto con esclavos abusados, grandes palacios, exóticas danzarinas e imágenes eróticas a orillas del Nilo; “Los Diez Mandamientos”, de 1956 con Yul Brynner y Charlton Heston, fue un acercamiento bíblico que tuvo impresionantes decorados y escenografías pero fue poco realista.

Faraon filme polaco – http://cinemagnificus.blogspot.com

Pero a mí personalmente la película que más me impactó sobre el tema fue la polaca “Faraón”, de 1966 y dirigida por Jerzy Kawalerowicz, basada en un libro que pude leer muchos años después, de Boleslaw Prus y publicado en 1897. Eran los tiempos de censura en Cuba al cine capitalista, por lo que tuvimos la oportunidad de ver este oasis dentro del cine socialista, dirigido a la guerra y a la revolución casi exclusivamente. Es en mi criterio y el de los críticos especializados la película que más cerca está de la realidad del Antiguo Egipto, siendo muy cuidadosa en vestuario, maquillaje y ambientación en general y narra de forma históricamente objetiva el conflicto entre el poder civil y militar y la influyente casta sacerdotal. Se dice que fuera de Polonia, esta película fue un fracaso de taquilla, pero el tiempo la ha reivindicado y hoy en día es una película de culto entre amantes del cine y sobre todo de los que admiran a la civilización egipcia.

The Mummy 1932 – http://necropolisnow.blogspot.com

Sin embargo otra película mediocre fue un gran éxito de taquilla, “La Momia” con el actor Boris Karloff, tendría toda una saga de películas que llegan hasta nuestros días, como fueron en 1940 “La Mano de la Momia”, que tuvo cuatro secuelas: “La tumba de la momia” en 1942, “El fantasma de la Momia” en 1944, “La maldición de la Momia” en 1944 y “Abbot y Costello con la Momia” en 1955; otra con mucho público fue la versión de 1959 con Christopher Lee, llamada igualmente “La Momia” y que tuvo tres secuelas; La Momia (otra vez) de Stephen Sommers fue un gran éxito en 1999 y tuvo dos secuelas: “La Momia Regresa” en 2001 y “La Momia: la tumba del Emperador Dragón” en 2007, a las que siguieron “El Rey Escorpión” en 2002 y “El Rey Escorpión 2” en 2008; vuelve en 2017 otra versión también llamada “La Momia” con Tom Cruise y Russell Crowe.

Otros filmes también encontraron lugar propicio para situar su acción, como fueron “Muerte en el Nilo”, la novela de Agatha Christie filmada en 1978 con una versión excelente en 1987 con la participación de grandes estrellas ; la saga de Indiana Jones de Steven Spielberg con la actuación de Harrison Ford, “En Busca del Arca Perdida” de 1981; “La maldición de la tumba de Tutankamón” de Philip Leacock en 1980; “La Esfinge” de 1981 dirigida por Franklin J. Schaffner; “El misterio de la Tumba de la Momia” de 1964, un clásico con muchas imprecisiones sobre la verdad histórica; una película muy objetiva sobre el encuentro de la Piedra de Roseta, :Adiós Bonaparte” de 1984; “La Pirámide” de 2014 dirigida por Grégory Levasseur; “El Despertar” de 1980 con Charlton Heston; “El Sepulcro de los Reyes” filme italiano de 1963; y hasta dibujos animados como “Astérix y Cleopatra” de 1968, “José: el rey de los sueños” de 2000 y “El Príncipe de Egipto” de 1998, sin dejar de mencionar el corto animado de 1931, donde Walt Disney recrea el tema con el nombre de “Melodías Egipcias”.

El cine lo ha aprovechado todo, desde los grandes monumentos, tumbas y palacios, la belleza del arte egipcio y sus reinas, la majestuosidad de los palacios y hasta la monstruosidad de las momias, la crueldad de la esclavitud y los cuentos bíblicos, yendo desde el terror hasta la sensualidad.

httpculturahebraica.blogspot

Y tampoco podía faltar la Ópera, con la majestuosa “Aida” de Verdi, basada en una historia del egiptólogo francés Auguste Mariette y que fuera estrenada en El Cairo el 24 de diciembre de 1871. A Verdi le habían ofrecido escribir una obra para las apertura del Canal de Suez, pero no lo aceptó, sin embargo se enamoró de la historia. Aída sigue siendo una de las más importantes obras del repertorio operístico internacional y es la número trece entre las más representadas en el mundo.

Y después de esta abrumadora información nos acordamos de la canción del grupo femenino The Bangles, “Walk Like an Egyptian”, que fuera tan famosa en la década de los ochenta:

“All the old paintings on the tombs
They do the sand dance don’t you know
If they move too quick (oh whey oh)
They’re falling down like a domino
All the bazaar men by the Nile
They got the money on a bet
Gold crocodiles (oh whey oh)
They snap their teeth on your cigarette
Foreign types with the hookah pipes say
(Whey oh whey oh, ay oh whey oh)
Walk like an Egyptian”

http://historiaintrepida.blogspot.com

…que dice algo así como”

“Todas las antiguas pinturas en las tumbas,
hacen el baile de la arena, ¿no lo conoces?
Si se mueven demasiado rápido,
se caerán como un dominó.
Todos los hombres del bazar junto al Nilo,
tienen su dinero metido en una apuesta.
Cocodrilos de oro,
chascan los dientes sobre tu cigarrillo,
extranjeros con cachimbas dicen: oh…
Camina como un egipcio.”

Su autor, el productor musical Liam Sternberg, se inspiró a ver a personas caminando tambaleándose en un ferry para mantener el equilibrio y ello le recordó algunas pinturas del antiguo Egipto con la gente caminando sobre la arena. Por supuesto que había que bailarla con un movimiento corporal similar a los relieves egipcios encontrados en tumbas, palacios, templos y pirámides y una gesticulación de las manos y los brazos.

  Mika Waltari – https://www.ecured.cu
Monumento a Mika Waltari en Helsinki.

Conclusión

No puede haber otra conclusión, después de haber escrito este artículo, irremediablemente tengo que leerme por enésima vez, Sinuhé el Egipcio, la obra cumbre de Mika Waltari, ese desconocido que sabiamente dijo: “Lo mismo que el hombre no ha cambiado, no cambiará el porvenir, los que me seguirán serán semejantes a los que me precedieron”.

Todo vuelve a empezar y nada hay nuevo bajo el sol; el hombre no cambia aún cuando cambien sus hábitos y las palabras de su lengua.

“Escribo porque el vino me es amargo al paladar. Escribo porque he perdido el deseo de divertirme con las mujeres, y ni el jardín ni el estanque de los peces causan regocijo a mis ojos. Durante las frías noches de invierno, una muchacha negra calienta mi lecho, pero no hallo con ella ningún placer. He echado a los cantores, y el ruido de los instrumentos de cuerda y de las flautas destroza mis oídos. Por esto escribo yo, Sinuhé, que no sé qué hacer de las riquezas ni de las copas de oro, de la mirra, del ébano y del marfil. Porque poseo todos estos bienes y de nada he sido despojado. Mis esclavos siguen temiendo mi bastón, y los guardianes bajan la cabeza y ponen sus manos sobre las rodillas cuando yo paso. Pero mis pasos han sido limitados y jamás un navío abordará en la resaca. Por esto yo, Sinuhé, no volveré a respirar jamás el perfume de la tierra negra durante las noches de primavera, y por esto escribo.“

Gracias, Mika, por este incomparable regalo.

El librodelosmuertos – http://elblogdetucidides.blogspot.com

Tambien te puede interesar

No hay Comentarios

Deja un comentario