CAYO HUESO, A 90 MILLAS DE UNO MISMO

 

Versos Sencillos XXXVII

Aquí está el pecho, mujer,
Que ya sé que lo herirás;
¡Más grande debiera ser,
Para que lo hirieses más!
Porque noto, alma torcida,
Que en mi pecho milagroso,
Mientras más honda la herida,
Es mi canto más hermoso.

José Martí.

Mientras mas cosas hermosas uno ve, mientras más se recuerda uno de su patria en otras partes del mundo, más honda es la herida, pero como dice Martí, el canto es más hermoso. Pero si uno se acerca mucho a la patria, entonces ya es otra cosa lo que se siente.


El primer tren al Cayo.

El 22 de enero de 1912, se congregaron miles de personas en la recién terminada estación de trenes, para ver llegar el primer ferrocarril a la isla de Cayo Hueso. El primer tren del Ferrocarril sobre el mar llegó a las 10.43 a. m. A bordo del mismo, viajando en su vagón privado, venía un hombre de aspecto frágil a sus 82 años quien había sido el motor en la creación y desarrollo de la Standard Oil Company, el que aportó el capital, el cerebro detrás de la bonanza del negocio petrolero de la época y a su vez la persona que más hizo por el desarrollo del joven estado de La Florida.

Jan_14_Flagler-Flyer
Henry Morrison Flagler.

A principios del siglo XX la ciudad más importante de Florida no era Miami, ni San Agustín, ni Pensacola. Orlando, Fort Lauderdale y Jacksonville no existían aún. La ciudad más importante de la Florida era Cayo Hueso, que era esencialmente una ciudad cubana con alguna influencia de Estados Unidos y las Bahamas.

Henry Flagler culminaba así su sueño de extender su ferrocarril a todo lo largo de la península de La Florida y sobre el mar hasta Cayo Hueso. Muchos de sus contemporáneos calificaron ese sueño de una quimera que nunca sería realizado. Llamaban al proyecto “la quimera de Flagler” pero personas como Henry Flagler son quienes convierten los sueños en realidad.

Dan_Gallagher_PK
Flagler visito San Agustín a mediados de la década de 1880, le gustó la ciudad pero consideró que no había hoteles que ofrecieran alojamiento adecuado. En 1885 regresó a San Agustín y comenzó la construcción del hotel Ponce de León con 540 habitaciones. Dándose cuenta que hacía falta buen sistema de transporte para servir a los hoteles, Flagler compró varias líneas cortas de ferrocarril que luego formaron el Florida East Coast Railway.

El hotel Ponce de León, que ahora es el Flagler College abrió el 10 de enero de 1888. En 1890, Flagler compró el hotel Ormond al norte de Daytona y extendió más al sur su ferrocarril. Flagler terminó la construcción del hotel Royal Poinciana de 1,100 habitaciones en Palm Beach y extendió de nuevo su ferrocarril para servir al pueblo que daba apoyo de servicios a Palm Beach, West Palm Beach, fundando así ambas ciudades.

Originalmente Flagler planeaba que West Palm Beach fuera la terminal de su sistema ferroviario, pero en los años de 1894 y 1895 hubo fuertes heladas en el área, haciendo que Flagler reconsiderara su plan original. 100 Kilómetros al sur en el caserío que es hoy la ciudad de Miami no había habido heladas. Para convencer a Flagler de que extendiera su ferrocarril a Miami, varios propietarios de la comunidad le ofrecieron parcelas de tierra a cambio de que extendiera sus líneas hasta Miami. Julia Tuttle, a quien Flagler había conocido en Cleveland tenía un comercio en la boca del río Miami y fue una de los líderes locales que aportaron tierra para el empeño.

Esos incentivos llevaron a la creación de Miami la cual no existía legalmente como ciudad en esa época. El Florida East Coast Railroad llegó a Miami en 1896. Flagler canalizó la ciudad, construyó calles, desarrolló el primer sistema municipal de electricidad y agua. Flagler financió además el primer periódico de la ciudad, The Metropolis.

La esposa de Flagler, Ida Alice, perdió la razón y tuvo que ser internada en un asilo para dementes desde 1895. El congreso estatal de Florida aprobó una ley en 1901 que declaraba que la locura incurable era un motivo legal para obtener el divorcio, tal era la influencia de Flagler en todos los aspectos de la vida del joven estado.

Siguiendo con su política de expansión 1905 Flagler decidió que su Florida East Coast Railway debía extenderse desde Miami a Cayo Hueso. Una distancia de 206 kilómetros.

En aquella época, el gobierno de Estados Unidos estaba enfrascado en construir el Canal de Panamá y Cayo Hueso era el puerto de aguas profundas de Estados Unidos más cercano al nuevo canal. Flagler quería aprovechar las ventajas de recibir el tráfico del canal y aumentar el comercio con Cuba. Hay que destacar que en 1905 los lazos de Cayo Hueso con Cuba eran mucho más fuertes que los que tenía con Estados Unidos, que como dijimos era una ciudad cubana con influencia norteamericana y bahamesa.

Attendees at the dedication of a new outdoor art mural in Key Largo, Fla., listen to remarks Sunday, Jan. 8, 2012. The 60-foot-wide by 11.5-foot-high mural -- created by members of the Purple Isles Art Guild working with student artists at Island Christian School --honors the Jan. 22 centennial anniversary of the completion of the Henry Flagler's Florida Keys Over-Sea Railroad. FOR EDITORIAL USE ONLY (Andy Newman/Florida Keys News Bureau/HO)

Attendees at the dedication of a new outdoor art mural in Key Largo, Fla., listen to remarks Sunday, Jan. 8, 2012. The 60-foot-wide by 11.5-foot-high mural — created by members of the Purple Isles Art Guild working with student artists at Island Christian School –honors the Jan. 22 centennial anniversary of the completion of the Henry Flagler’s Florida Keys Over-Sea Railroad. FOR EDITORIAL USE ONLY (Andy Newman/Florida Keys News Bureau/HO)

La compleja inversión requirió muchas innovaciones de ingeniería y construcción, se estaban emprendiendo tareas nunca antes intentadas. En un momento de la construcción más de 4,000 trabajadores participaron en la misma. Durante los 7 años que duró la construcción, tuvieron que afrontar el azote de tres ciclones, uno en 1906 que causó la muerte de más de 200 obreros y otros en 1909 y 1910.

Se estaban construyendo enormes puentes y moviendo cantidad de rocas, arena, tierra y agua con lo que ahora consideraríamos maquinaria primitiva. Prácticamente todo el equipo era movido por vapor. Bombas de achique, winches, martinetes para encajar pilotes, mezcladoras de concreto y las barcazas y embarcaciones eran movidas por vapor. No existían los equipos hidráulicos.

El ferrocarril Miami-Cayo Hueso incrementó, como Flagler había supuesto, el tráfico de turistas del norte hacia los hoteles de los cayos de Florida y el comercio que venía del Canal de Panamá pero además desarrolló tremendamente el comercio entre Cuba y Estados Unidos vía Cayo Hueso. El moderno y eficiente sistema ferroviario de Cuba de la época se conectaba vía trasbordador con el ferrocarril de Flagler en Cayo Hueso y de ahí con la red ferroviaria de Estados Unidos en la era de oro de los ferrocarriles.

Estas conexiones crearon uno de los primeros sistemas internacionales intermodal de transporte en el mundo y Cuba aprovechó la nueva logística para convertirse en un suplidor importante de Estados Unidos de productos que anteriormente no le era posible suministrar. Cuba desarrolló una importante gestión de la exportación de piñas que salían del campo y en menos de dos días estaban en Nueva York sin salir de sus contenedores.

El flujo de pasajeros entre Cuba y Estados Unidos se incrementó ya que uno podía comprar un billete de tren Santiago de Cuba-Nueva York y después de hacer el viaje en tren hasta La Habana, tomaba el trasbordador a Cayo Hueso y de ahí en tren hasta Nueva York con el mismo billete. Es verdad que uno llegaba molido a Manhatan, pero recuerden que esto era en 1912, el año que zozobró el Titanic.

El Ferrocarril sobre el Mar fue parcialmente destruido por el ciclón de septiembre de 1935, un huracán con categoría 5 que ha sido llamado por muchos “el ciclón del siglo”. En septiembre 2 de 1935 la tormenta mató a más de 400 personas en los cayos de Florida. El patio del ferrocarril en Cayo Largo fue totalmente destruido y un tren de auxilio que se dirigía al lugar fue volcado por la marejada en Islamorada.

El tráfico de pasajeros y automóviles desde Cuba siguió después de la desaparición del ferrocarril a Cayo Hueso hasta después de 1959. Muchas personas venían a Miami por unos días con su automóvil desde Cuba y conocí familias norteamericanas que tenían sus negocios en Miami y vivían en Cuba, viajando cada fin de semana a Cuba para estar con su familia.

Muchos de los puentes originales fueron reemplazados en los años 80 y la carretera va ahora sobre nuevos puentes. Varios de los viejos puentes del ferrocarril se pueden ver desde la carretera y se usan para pescar desde ellos. Quedan ahí como la huella y visión de un gran hombre, el tesón de una generación y un homenaje a Henry Flagler.

carretera_florida_keys

Los Cayos.

Los Cayos de la Florida son un archipiélago de alrededor de 1700 islas pequeñas situado al sur de la costa de Florida, que comienzan alrededor de unas 15 millas al sur de Miami y se extienden unos 320 km en un arco con dirección sur-suroeste y luego hacia el oeste hasta Cayo Hueso (Key West), la última de las islas habitadas y que cuenta con más de la tercera parte de la población de los cayos. El extremo sur de Cayo Hueso (Key West) está a solamente a unos 151 km de Cuba, mucho más cerca que Miami.

A los cayos los une una carretera que se adentra más de 200 kilómetros en un mar de aguas turquesas saltando de isla en isla, creando una delirante ruta escénica que no tiene parangón ni en América ni en el mundo. En ella se destaca como obra impresionante el Seven Mile Bridge, que como su nombre lo indica tiene 7 millas , o sea más de 11 kilómetros de longitud.

Los Cayos de Florida eran un perfecto refugio de piratas y contrabandistas. En sus proximidades encallaron muchísimos navíos no sólo por la escasa profundidad de sus aguas sino porque esta zona del mundo es prolífica en tormentas y huracanes durante una determinada época del año (de julio a octubre). La comunicación con esta lengua de islas y Océano se hacía únicamente por barco, hasta que en 1905 Henry Flagler se ocupó de emprender una obra faraónica que llevaría el ferrocarril hasta la última isla, Key West, surtiendo 206 kilómetros de vías. Su sueño se vio realidad en 1912, aunque lamentablemente no pudo disfrutarlo mucho tiempo ya que ese mismo año murió tras caerse de unas escaleras. Nacía así una de las rutas por ferrocarril más impresionantes del mundo, atravesando islas y ganando terreno al mar con infinidad de puentes que se iban enganchando entre los cayos.

Key Largo, Islamorada, Long Key, Marathon, Sunshine Key, Big Pine, Ramrod Key, Big Torch, Sugarloaf, Boca Chica, son solo una muestra de las 1700 islas que componen los Cayos de la Florida, pero la superficie es sólo la mitad de las sorpresas que encontraremos en Key West. Debajo de la superficie del océano se encuentra un mundo aparte de los peces y los arrecifes de coral multicolor.

Cuanto más próximo se esté de Key West más caros son los alojamientos. Hay opciones más económicas en Cayo Largo, Isla Morada y, sobre todo, en Marathon, pero realmente la isla más interesante de todas según mi opinión y la de muchos visitantes es Key West o Cayo Hueso.

Como explicamos, en 1935, un terrible huracán reventó gran parte de la estructura quedando inútil para restablecer el servicio de trenes. Aunque fue precisamente esa coyuntura la que dio origen a la actual Ocean´s Highway, ya que se quisieron aprovechar los puentes y tramos supervivientes para, a partir de ahí, hacer una inmensa carretera escénica por la que pudieran transitar los vehículos. Se tardó tres años en completar pero desde entonces lo que antes parecía imposible se volvió en una de las escapadas preferidas para los habitantes de Miami, que podían llegar en su propio coche hasta la exótica Key West o, como se la conoce en castellano, Cayo Hueso.

Elpuentedelas7millascayosdeFlorida

SEVEN MILE BRIDGE.
Cayo Hueso.

En la época precolombina Cayo Hueso fue habitada por el pueblo Calusa. El primer europeo en visitar fue Juan Ponce de León en 1521. Como Florida se convirtió en territorio español, un pueblo de pescadores y de rescate con una pequeña guarnición se estableció aquí.

Cayo Hueso es el nombre original en español de la isla de Cayo Hueso o Key West. Personas que hablan español hoy en día también usan el término Cayo Hueso al referirse a esta isla. Se dice que la isla estaba llena de restos (huesos) y que la isla era la llave occidental con un suministro seguro de agua.

En 1890, Cayo Hueso tenía una población de cerca de 18.800 y era la ciudad más grande y rica en la Florida. La mitad de los residentes se decía que eran de origen cubano, y Cayo Hueso regularmente tenían alcaldes cubanos, entre ellos el hijo de Carlos Manuel de Céspedes, el padre de la República de Cuba, que fue elegido alcalde en 1876. Los cubanos han participado activamente en el desarrollo de 200 fábricas en la ciudad, una producción de 100 millones de cigarros anuales. José Martí hizo varias visitas a buscar reclutas para la independencia de Cuba a partir de 1891 y fundó el Partido Revolucionario Cubano en sus visitas a Cayo Hueso.

IMG_7152

 EL INSTITUTO SAN CARLOS, TESTIGO DE LA PRESENCIA CUBANA.

IMG_7092

                                            PRESENCIA VINTAGE DE CUBA.

Se estima que durante los tiempos coloniales españoles, antes de 1763, en Cayo Hueso existió al menos un poblado para auxiliar con el rescate de las naves que naufragaban en el Estrecho de la Florida, también residiendo allí algunos pescadores. Aparentemente Cayo Hueso era considerado parte legal de la Florida ya que al ceder España la península a Inglaterra, para terminar la ocupación de La Habana por los Ingleses, Cayo Hueso fue considerado cedido, siendo los residentes del poblado en el Cayo trasladados a La Habana.

Inglaterra no le hizo mucho caso a Cayo Hueso y pronto el Cayo empezó a ser usado por pescadores cubanos y de las Bahamas. Tan pronto los Estados Unidos logró su independencia comenzaron a llegar hasta el Cayo algunas personas de la nueva nación. Durante estos años ningún gobierno ejerció control ni reconocimiento sobre Cayo Hueso.

IMG_7055 Key-West-65528

En 1815 el gobernador español de Cuba en La Habana traspasó la isla de Cayo Hueso a Juan Pablo Salas, un oficial de
la Artillería Real Armada Española, radicado en Saint Augustine, Florida. Después de la Florida se trasladó a los
Estados Unidos, Salas estaba tan ansioso por vender la isla, que la vendió dos veces.

Por orden del 7 de febrero de 1822, el 25 de marzo de 1822 el teniente Matthew C. Perry de la marina americana llegó a Cayo Hueso en el Shark (Tiburón) y plantó la bandera americana reclamando al cayo como propiedad de los Estados Unidos. Perry procedió a cambiarle el nombre a “Thompson’s Island” en honor al secretario de la marina Smith Thompson y al puerto le llamó “Port Rodgers” en honor a John Rodgers, héroe de la guerra de 1812. Ninguno de los dos nombres permanecieron, sin embargo, Cayo Hueso ha permanecido propiedad de los Estados Unidos hasta el presente.

IMG_7103

Casa de Hemingway.

El reconocido escritor estadounidense Ernest Hemingway fue residente de Cayo Hueso. Hoy en día este acogedor lugar, con su característico sabor tropical, es una próspera comunidad de artistas y un destino popular entre los turistas.

El escritor vivió de 1928 a 1939 en Key West, y allí fue según le había recomendado el escritor John Dos Passos y así el y su esposa y salieron de París en 1928. Esa primavera Hemingway sufrió una lesión grave en su cuarto de baño en París, cuando tiró un tragaluz encima de su cabeza pensando que estaba tirando de la cadena de baño. Esto lo dejó conuna prominente cicatriz en la frente que llevaría para el resto de su vida.

hem-home-002

CASA DE HEMINGWAY EN KEY WEST.

En Cayo Hueso escribió Adiós a las Armas, Las verdes colinas de Africa y otros cuentos, pero no vivió de forma permanente, ya que viajó a casa de la familia de su esposa en Kansas y a España y a safaris en Africa. En 1934 compró el barco El Pilar y comenzó a navegar por el caribe, radicándose en Bimini, Bahamas, donde comenzó a escribir Tener y no tener. Pronto se fue a la guerra civil española.

En 1939 se fue a vivir a Cuba, y alquiló Finca Vigía, una finca de 61.000 m² a veinticuatro kilómetros de La Habana, donde viviría hasta 1960, interrumpido sólo por su participación como corresponsal de guerra durante la segunda guerra mundial y donde escribiría algunas de sus mejores obras, como: Por quién doblan las campanas, El Jardín del Edén, Al otro lado del río y entre los árboles, su obra cumbre El viejo y el mar, París era una fiesta, Islas en el golfo y Al romper el alba. Le gustó tanto el ambiente que al año de estar viviendo allí compró la finca.

IMG_7119
Southernmost Point
Uno de los lugares más concurridos y fotografiados de Cayo Hueso es la enorme boya que marca el punto más meridional de los Estados Unidos. En ese punto, donde las olas golpean con fuerza, termina el estado de Florida y comienza el deseado Caribe. Si vas a key west no puedes dejar de tomarte la foto aquí!! Si tienes suerte la fila no será muy larga es muy fácil llegar ahí solo que si vas en carro tienes que buscar estacionamiento sobre las calles aledañas.

A todos nos hubiese gustado estar en algún lugar geográfico de referencia mundial o continental. Y este es uno de ellos. Es un sitio con algo extremo en su ubicación geográfica. No sobresale por ningún rasgo en particular a no ser por este pequeño monumento con forma de boya, pero se erige como el punto más austral de los EE.UU. Es el punto exacto donde marca las 90 millas de distancia con Cuba así que es siempre una bella sensación sentirte tan cerca de casa, por eso para muchos, pero mucho más para un cubano, este lugar es Un clásico de Key west .

IMG_7133

     HONEY CON UN GIGANTESCO GRAN DANES EN DUVAL STREET.

DSC04860

Duval Street

Duval Street es una de las principales arterias de Cayo Hueso y también la más animada, ya que en ella se encuentran la mayor parte de los bares y terrazas de la ciudad. Uno de los locales más conocidos es Sleepy Joe´s, un bar que fue bastante frecuentado por Hemingway.

Key West se convirtió en un bastion de libres pensadores, aún en los años 30. Y como en los años 30 Sloppy Joe’s Bar es todavía un lugar que se ha convertido internacionalmente famoso y atrae cientos de miles de visitantes anualmente. Como la máxima atracción de Duval Street, el bar continúa apoyando la herencia de Hemingway y albergando al escandaloso concurso anual y competencia Hemingway Look-Alike Contest, donde se premia al mas parecido a Papa.

El conocido Festival del Día de Hemingway comenzó en 1981, y ultimamente se ha convertido en una celebración de una semana honrando a Hemingway tanto como escritor como por ser deportista. Incluye eventos tales como una competencia internacional reconocida de cuentos cortos, una feria callejera y un concurso de contar historias.

sloppyjoes

      ESTE ES EL ORIGINAL.

Sloppy Joe’s Bar de La Habana, el original.

Pero el Sloppy Joe’s Bar es un bar histórico localizado en La Habana, Cuba en las calles Animas y Zulueta, muy cerca del Parque Central. El advenimiento de la prohibición de consumir bebidas alcohólicas en los Estados Unidos, alentó a su dueño original, José García Abeal, a cambiar el énfasis de servicio de comidas al de licors. Cuando los turistas americanos visitaban La Habana era para disfrutar de su vida nocturna, el juego y el alcohol, que no podían obtener cuando regresaran a casa. El bar recibió su nombre porque en principio el plato estrella de la casa era un sandwich hecho de “ropa vieja”, el cual se conoció como Sloppy Joe’s y tomó fama internacional.

Jose Garcia había llegado a Cuba desde España en 1904. Comenzó a trabajara como barman durante tres años hasta que viajó a New Orleans, donde laboró en ese oficio por seis años. Regresó a La Habana y abrió su propio establecimiento que después sería famoso mundialmente.

El Sloppy Joe’s Bar el famoso e infame salón de Key West comenzó sus operaciones el 5 de diciembre de 1933. el día que fue abolida la Prohibición. El bar estaba destinado a dos cambios de nombres y un súbito cambio de locación antes que se convirtiera en Sloppy Joe’s y fuera visitado por millones de turistas.

IMG_7162 IMG_7163 IMG_7188

Uno de sus clientes habituales era Ernest Hemingway, quien visitó varias veces a José García con su amigo Joe Russell, dueño del otro Sloppy Joe`s en Key West, un nombre que se le había asignado en honor a José García a sugestión de Hemingway. Los turistas que visitaban La Habana en aquella época preferían tres lugares: Sloppy Joe`s , el Floridita y la Bodeguita del Medio, si no hubieran existido,muchos no habrían ido a La Habana.

Sloppy Joe’s Bar recibió turistas por más de cuatro décadas y ofrecía 80 cocteles diferentes adicionales a la marca propia de ron de 12 años de añejamiento de la casa. Durante los años 40 y 50 fue como un magneto para ser visitado por celebridades norteamericanas, así como turistas que querían compartir con ellos. Ha sido descrito por Los Angeles Times como “uno de los mas famosos bares en el mundo con el estatus de un santuario”.

La revolución de 1959 valoró el negocio de no recomendable ya que cerca del 90% de la clientela era norteamericana y en el año 1960 lo cerró. El edificio en el que estaba el bar permaneció durante 48 años intacto, recordando un pueblo fantasma con su estupenda barra de caoba de una sola pieza, la más larga de Cuba y quizás del mundo, y fotos de las celebridades que allí concurrían. Recientemente fue reinaugurado.

IMG_7146

   UN SIMPATICO BAR REPLETO DE BILLETES DE DOLAR VERDADEROS.

IMG_7156

THE  BULL AND WHISTLE BAR.
Otra cosa singular de Cayo Hueso es la proliferación de bares, algunos bien simpáticos como The Bull and Whistle Bar, situado en un lugar que hace esquina y siempre lleno. Todos los bares con música en vivo, y en casi todos buena música country.

No dejo de anotar que Otro de los atractivos de Key West son las motos Harley Davidson. Andan en bandadas por todos lados. Algunos personajes son dignos de ser recordados.

Sigue viva la presencia cubana: tabaquerías, tabaqueros, el Club San Carlos un centro histórico, cívico, cultural fundado por los exiliados cubanos de Cayo Hueso, reseñas y posters de los viajes aéreos y de ferrys que se producían entre Cayo Hueso y La Habana, y muchas otras cosas vintage que nos recuerdan que Cayo Hueso sigue siendo una ciudad cubana con influencia norteamericana.

DSC04889 jjpqibhm-1272765480-bg

EL_30mkw1.source.prod_affiliate.84

CAYO HUESO FUE UN GRAN RECEPTOR DEL EXODO DE MARIEL EN 1980.

Tambien te puede interesar

No hay Comentarios

Deja un comentario